La tecnología siempre ha redefinido la manera en cómo los seres humanos nos movemos. Desde el descubrimiento de la rueda, pasando por el barco, el tren a vapor, y los aviones; la movilidad del ser humano siempre ha sido aumentada por la tecnología. Lo que podrían ser días o meses de trayecto, hoy en día son solo horas.

Estos avances tecnológicos han traído muchos beneficios a la humanidad, generando mayor apertura a la diversidad y ampliando las perspectivas de los seres humanos alrededor del mundo. Sin embargo, el uso excesivo de la tecnología ha traído problemas que exigen una atención inmediata. Tal es el caso de las emisiones de CO2 que están dañando la atmósfera y poniendo el riesgo de la vida en este planeta.

Ante esta situación, nuestra época atestigua un cambio de paradigmas en cuanto al uso de la tecnología. Si bien la tecnología aplicada al transporte se enfocaba en un inicio en abarcar más distancia en menor tiempo, la innovación se enfoca en reducir el costo energético y ambiental de la movilidad de manera que la vida humana en el planeta sea sostenible a mediano y largo plazo.

Un nuevo paradigma: Tesla, Waymo y Urbvan.

Proyectos como los de Tesla, Waymo, y Urbvan, representan una primera oleada de innovaciones enfocadas en aprovechar la tecnología para solucionar los problemas de movilidad que atraviesa nuestro siglo.

Tesla comercializó el auto eléctrico con gran éxito. Su visión fue crear un auto igual o mejor que la oferta que había en ese momento para demostrar que es posible transportarse de manera más eficiente. De este modo lanzó el Tesla Roadster en 2008. Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.7 segundos y una autonomía de 390 kilómetros por carga de su batería de ion-litio, el Roadster estableció un nuevo estándar para movilidad eléctrica.

Desde 2009 Google experimenta con tecnología satelital para diseñar los primeros autos sin chofer. Google está convencido que estos automóviles son más seguros y eficientes y ahorran el tiempo a sus usuarios. En 2016, Google lanzó la compañía Waymo, que desde entonces continúa desarrollando la tecnología para posibilitar los viajes sin chofer. Los avances de Google son sorprendentes han llegado al punto de ofrecer pruebas de manejo sin chofer a familias en su programa Early Rider. Al parecer, la llegada de tecnologías de este estilo a nuesto día a día está a la vuelta de la esquina.

Urbvan, nuestra empresa, es 100% mexicana e integra tecnologías de geolocalización y software para smartphones para ofrecer una solución de carpooling al urgente problema del tráfico en la Ciudad de México. La aplicación ofrece una tarifa dinámica inversa que abarata el costo del viaje mientras más usuarios utilicen el servicio. Además ofrece servicios como conexión inalámbrica y eléctrica durante el trayecto, monitoreo vía GPS, y cámaras de seguridad. La aplicación está disponible en la Ciudad de México y puede descargarse para IOS o Android de manera gratuita.

La tecnología es una arma de dos filos. Así como ha contribuído a generar los grandes problemas que enfrentamos hoy en día, también puede contribuir a solucionarlos. Todo depende del uso que hagamos de ella.

¿Cómo impacta la tecnología a la movilidad?

Category: Uncategorized
0
212 views

Join the discussion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *